diumenge, 31 d’agost de 2014

BAYDAL, SOBRESALE, COMO EL PEÑÓN DE IFACH

Establecimento: Baydal
03710 Calpe, Alicante
Avenida del Puerto, 12 (Peñón de Ifach)
Tfn 965 83 11 11
Precio orientativo: 25-30€

Baydal

Al pie del peñón de Ifach, en el puerto, bien abastacecido de materia prima de calidad, con precios razonables y atención familiar. Especialistas en arroces y pescados. Merecen 4 estrellas Pepa Pink.
LOCAL





Acceso:
Fácil
Aparcamiento:
Gratuito en el puerto
Espacio:
Grande
Climatizado
Distribución:
Buena
Iluminación:
Buena
Mobiliario:
Funcional
Cómodo
Sillas
Limpieza servicios:
Buena
Secador manos:
Papel
Cambiador:
Extras:
No
PERSONAL


CARTA


Vestuario:
Uniforme
Amabilidad:
Eficacia:
Presentación:
Clásica
Vinos:
De la tierra
De otras tierras
IDIOMAS





Español
Pусский
EnglishFrançaisDeutschItalianoNederlands

Este establecimiento está en una de las zonas más concurridas de Calpe y rodeado de restaurantes que ofrecen sangría a los transeúntes ante unos mostradores abarrotados de marisco y pescado y venden menús de paella a 15€.

El Baydal está allí, al pié del Peñón de Ifach, sin más reclamo que la información obligatoria de horario, aforo y carta en la puerta. Es una construcció en planta baja, medio local está acristalado de forma que cuando la temperatura lo permite, se abre transformándose en una gran terraza. Cuando hace mucho calor permanece cerrado, aclimatado con aire acondicionado.







La carta está traducida a varios idiomas, y la especialidad del restaurante son los arroces, el pescado y el marisco. Ofrecen un menú arròs del senyoret con tres entrantes y postre por 23€. Ibamos con unos amigos, clientes habituales del Baydal así que Cristina ya sabía que pediríamos tres menús del senyoret más unas gambas a la plancha y un Viña Verderol 2013, D.O. Rueda, perfecto para los tres, porque Jaco, con eso de la bici no bebe alcohol.


La ensalada venía con unos boquerones en vinagre, atún, huevo duro...  La fritura era un combinado de boquerones, pescadilla, rape, sepia y calamares. Una delicia.

Pedimos un poco de pan con tomate, porque somos "panarras" :-) Venía calentito, era pan de chapata pero en la textura me recordaba al pa de vidre.

El pulpo a la gallega estaba espectacular. El pimentón no picaba en exceso y la cocción era perfecta. Además, no llevaba patatas de relleno.

Gambas a la plancha. Cuando el producto es fresco y de calidad, no hace falta desir nada más. Sinceramente, disfrutamos con estas gambas.

Y llegó el arroz del señorito, que es un arroz de pescado y marisco con todo pelado, para que "el señorito" no se manche ni esfuerce pelando. Tiene muchos otros nombres, entre ellos arròs Parellada. Aunque pedimos para tres fue suficiente para los cuatro porque con los entrantes ya estabamos servidos. Riquísimo y a mi gusto de cocción. 


Para hacer la digestión nos trajeron un sorbete de limón, sin cava.
El postre vino después, un helado de turrón de Xixona increíble. Trozos de turrón que evocaban la Navidad.
Por si nos faltaba dulce, venía acompañado de un flan de huevo casero.





Al final la cuenta resultó por unos 29€ por persona. Genial para la calidad, cantidad y atenció con la que comimos.

Desde luego, el Baydal sobresale entre el resto de establecimientos que lo rodean, es como el Peñón.
Y eso sin hablar de la compañia. Gracias Cris y Jaco por vuestra amistad.

En la próxima visita a Calpe tenemos pendiente la pizzeria de cocina fusión que nos comentasteis.

diumenge, 24 d’agost de 2014

CLUB NAÚTICO MAR MENOR, BUEN CALDERO Y BUENA SIESTA

Establecimento: Club Naútico Mar Menor
30710 Los Alcázares, Murcia
Paseo de la Concha s/n
Tfn 968 575 129
Precio orientativo: 25€

Club Naútico Mar Menor

Con vistas al Mar Menor y unas tumbonas para echarse la siesta después de comer. Buena cocina murciana a precios ajustados, servicio estupendo. Algún pero??? Entrada restringida a socios y acompañantes. Son 4 estrellas Pepa Pink.
LOCAL





Acceso:
Socios y acompañantes
También a discapacitados
Aparcamiento:
Privado
Espacio:
Grande
Calefacción
Distribución:
Buena
Iluminación:
Natural
Mobiliario:
Funcional
Cómodo
Sillas
Limpieza servicios:
Buena
Secador manos:
Papel
Cambiador:
Extras:
No
PERSONAL


CARTA


Vestuario:
Uniforme
Amabilidad:
Eficacia:
Presentación:
Moderna
Vinos:
De la tierra
De otras tierras
IDIOMAS





Español






El Mar Menor es un lago salado enorme que ofrece la práctica de numerosos deportes naúticos y proporciona los famosos langostinos del Mar Menor. Alrededor quedan espacios protegidos como el Parque Natural de Calblanque, el coto de las Salinas, la Reserva Marina de Islas Hormigas... Como poblaciones destacables en el Mar Menor tenemos San Javier, Santiago de la Ribera, Los Alcázares, La Manga... y un poco más al sur encontramos el nucleo importante de Cartagena, con su teatro romano y los deliciosos asiáticos.
En el restaurante del Club Naútico Mar Menor sólo pueden entrar socios y acompañanates. Tengo la suerte de tener un padre navegante así que pudimos disfrutar del plato típico marinero: el caldero murciano.

Trajeron una ensalada, (es bastante habitual en restaurantes y ventas de Murcia que la traigan sin pedirla), y pedimos tinto de verano, unos mejillones al vapor y unas marineras. Mejillones enormes y sabrosos. Servidos con limón, claro...

Para preparar una marinera se pone ensaladilla rusa (al estilo murciano, nada que ver con otras) sobre una rosquilla de pan y se coloca una anchoa encima. Si le pones un boquerón es un marinero. Si solo va la ensaladilla es una bicicleta.

Para cocinar el caldero se hace un caldo con mújol, rape, dorada y gallina (cabracho o escórpora, según de dónde seas...) al que se añade una picada con las cabezas fritas, ajo, ñoras y se cuela para cocer el arroz, normalmente en un caldero de hierro fundido, de ahí el nombre del plato.

El color se consigue con el sofrito de tomate y el azafrán. Luego cada uno le pone alioli al gusto y se sirve el pescado en una fuente. Estaba muy bueno y nos comimos unos platos enormes.














De postre nos endulazamos con un pan de Calatrava muy rico y un brazo de gitano no tanto.


Al final salimos a unos 23€ por persona y lo mejor de todo es que desde las instalaciones del club hay unas escaleras que acceden al mar y te puedes dar un baño. Y lo que no tiene precio es que hay una sombra con tumbonas para echar la siesta después del festín. También hay otra zona infantil para los críos, y otra para adultos donde hay juegos de mesa como el parchís o el dominó, juegos estrella de la zona.

diumenge, 17 d’agost de 2014

XLIII SEMANA Internacional de la HUERTA y el MAR (del 14 al 23 de Agosto, 2014)

La Semana de Internacional de la Huerta y el Mar se celebra cada verano en Los Alcázares, una población del Mar Menor. Comienza siempre antes de la festividad de la Virgen de Nuestra Señora de la Asunción y así se unen fiesta religiosa y pagana, más dedicada esta última a bailes y comidas.
Las peñas huertanas de la región montan sus ventorrillos (o barracas) con cañas y ofrecen la gastronomía típica murciana junto con demostraciones del floklore y tradiciones huertanas como los elaboración de vainica y bordados, ganchillo y punto de cruz, realización de mantas retaleras y de vaciado de figuran de belén de barro.
Paralelamente se ofrecen actuaciones de artistas de flamenco, humoristas y grupos folklóricos de otros paises, principalmente de la Europa Central.
En el Parque de las Peñas Huertanas se concentran los ventorrillos y paradas de artesanía cada dia a partir de las de 20:30. Podemos degustar los platos murcianos en la cerca de la peña "la Crilla", "El Azahar", "El Apio", "El Almirez", "El Cántaro", "La Horqueta"... La carta y los precios están unificados en todas así la elección muchas veces se hace por simpatía o vecindad con el origen de la peña.
Nosotros elegimos "El Chisquero" porque es una de las que no hemos visitado en las útlimas ediciones y la verdad es que los platos estaban en general exquisitos y la atención, teniendo en cuenta que era sábado (el día fuerte) estuvo aceptable. Nuestro camarero, el Tete, hizo todo lo que pudo por contentarnos y que no pasáramos sed. Eramos trece "carpantas" en la mesa.

Platos murcianos, además del limón e infinidad de arroces, son:
Las crillas, patatas asadas con pimienta, servidas con alioli. Tan ricas que nos cominos 26 mitades!!!!

Bacalao con tomate, realmente delicioso aunque los tacos no eran muy grandes, más bien trocitos.

Zarangollo, que es una combinación de patata, calabacín, cebolla y huevo. Estaba de muerte.
Acelgas con sardina arenque, de esas que van en cubas de madera. Uf, que rico!!!!!

Berenjenas rebozadas. Un poco aceitosas, pero tan tiernas que no dejamos una, hasta pedimos alguna más para repetir!. 

Ensalada murciana. Homenaje a la industria conservera murciana, se elabora con tomate de bote, con atun, cebollica, huevo duro y aceitunas negras. Perfecta en verano, es uno de los platos que hago en casa.



Morcilla, salchicha (blanca) y longaniza (roja). Con especias variadas. Los embutidos murcianos llevan muchas especias: canela, clavo, anís, pimienta...
Y michirones, que son habas guisadas con chorizo y jamón. Estos estaban un poco sazonados y más hervidos que guisados. El único plato que nos decepcionó un poco.

Caracoles, que no son exclusivos de la gastronomías murciana, pero se utilizan bastante, con arroz quedan muy ricos también.

El pisto, que pedimos un plato porque nadie quería y al final resultó ser una delicia, tuvimos que pedir más porque todos acabamos queriendo comer pisto!!!!

También pedimos un montadito de lomo, y unas rebanadas de sobrasada con queso, fresco de cabra, el mismo que se usa para freir y servir con el pisto, por ejemplo.






Otro plato de nombre cusioso es la PERDIZ. Es un cogollo de lechuga aliñado con pimienta, aceite y sal. Bueno, y limón si quieres, porque el limón es otro de los ingredientes que no pueden faltar en la cocina murciana.

Y de postre no podían faltar la natillas, con base de galleta maría y combinando las de vainilla con las de chocolate. Sencillamente geniales.
Las galletas, también llamadas matasuegras. Galletas maría con natillas, canela y empapadas. Algo delicioso...

Pero el postre estrella, el motivo para volver cada año a la región de Murcia son los paparajotes. Una hoja de limón rebozada en una masa como de buñuelo, cubierta con azúcar y canela. Al final nos comimos 27 unidades. Que ricos!!!!! Se sirve con café de puchero, que lleva anís.

Nos bebimos unas cuantas jarras de cerveza y de tinto de verano y al final pagamos 14€ por persona, propina incluída. Aún nos quedan platos para degustar como las pelotas con caldo, el chorizo, el mondongo con garbanzos, la olla guitana, el arroz con leche...     Esta noche volveremos al Parque de las Peñas a seguir disfrutando de la gastronomía murciana. Y para comer al medio día, una marinera de aperitivo y un caldero, que es lo típico del Mar Menor.





diumenge, 10 d’agost de 2014

RESTAURANT EN RIMA, CAVA I PA DE XAREL·LO

Establiment: Mastinell, Cava & Hotel
08720 Vilafranca del Penedès, Barcelona
Ctra. de Vilafranca a Sant Martí Sarroca, km 0,5
Tfn 93 817 05 86
Preu orientatiu: 25€
Visita cava i degustació: 10€

Restaurant en Rima

Restaurant del celler i hotel Mastinell. Una bona opció per fer enoturisme, aprendre una mica i gaudir de caves, vins i una cuina mediterrània amb productes de proximitat. El valoro amb 4 estrelles Pepa Pink principalment per la relació qualitat/preu.
LOCAL
Accés:
Discapacitats
Aparcament:
Gratuït
Espai:
Mitjà
Terrassa
Climatitzat
Distribució:
Bona
Il·luminació:
Bona
Mobiliari:
Modern
Cadires
Bancs
Neteja Serveis:
Bona
Assecador de mans:
Paper
Tovallola en discapacitats
Canviador:
No
Extres:
No
PERSONAL
CARTA
Vestuari:
Uniform
Amabilitat:
Eficàcia:
Presentació:
Moderna
Vins:
Cava i vi del Celler Mastinell


IDIOMES
Català
Español
English



Mastinell és un celler que ha ampliat la seva oferta enoturística amb un hotel de 5 estrelles amb 10 habitacions per poder relaxar-te mirant les vinyes des de la finestra o fent una passejada entre elles. Es completa l'oferta amb el Restaurant en Rima, fent referència a la posició gitada de les ampolles durant la criança.

Nosaltres vam anar a fer una visita a les caves, amb degustació és clar! Ja quan arribes veus que la forma de l'edificació evoca les ampolles de cava col·locades horitzontalment (en rima) i unes reixes que simulen les bombolles del CO2. La taulada inclou uns mosaics amb diferents tonalitats de verds. Un cluc d'ull a l'arquitectura modernista i el trencadís utilitzat per Gaudí. En arribar ens van explicar algunes diferències entre les varietats de raïm, com macabeu, syrah, parellada, muscat... El celler Mastinell està fent el pas a la producció ecològica i en un parell d'anys ja compliran amb el requisit de ceps sense tractaments químics, llevat del sofre i el coure.

 Després van guiar-nos pel recorregut del raïm: la bàscula, la tremuja, la premsa de cilindres per obtenir el most... Es fa la fermentació, una part del vi obtingut va al consumidor i la resta es sotmès a una segona fermentació per produir el CO2 i obtenir el cava. Vam visitar la cava, on els llevats feien la lisi dins de les ampolles (criança), el pas de col·locar les ampolles en punta, el degollat, taponat i etiquetatge. Tot seguit vam fer un tast dels caves Brut Real Reserva, que es va servir al banquet de noces de la Cristina de Borbón, el Nature Real Gran Reserva, el Cristina Gran Reserva que es beu en copa ampla, i per últim un vi, Alba Blanc de Lluna, amb aromes molt intensos però amb un inesperat sabor suau. La visita amb tast costa 10€ per persona que trobo correcte.

El restaurant està a la part de la dreta de l'edifici. Uns finestrals mostren la vinya i una taula central en forma de V ofereix això del "showcooking", es a dir, que veus el que es cou a cuina. Un mobiliari modern i còmode es distribueix espaiosament al local. Té una  errada, els serveis estan a l'altre part de l'edifici i s'ha de sortir i entrar per l'altre porta. Em pregunto si tindran paraigües per als comensals a l'hivern... Clar, es pot anar recorrent la planta superior i així visites les portes de les habitacions, però no hi ha ascensor. La música ambiental estava bé, llevat que no s'escoltava gaire perquè totes les taules estaven plenes i el soroll ambiental estava una mica pujat. Admeto que nosaltres contribuíem més que les altres taules perquè el disseny de la taula en V comporta que les persones assegudes als extrems hagin d'alçar més la veu.

El menú gastronòmic canvia cada setmana. No vam tenir cap problema amb els plats per a la vegetariana del grup. Jo vaig fer les fotos dels plats del Santi i meus. Vam començar amb una crema de carxofa amb pernil de benvinguda. 



I seguim amb la tendència de llargs noms del plat a la carta.
Entrants
Raviolis fregits de bacallà amb olivada, romesco i petita amanida verda. Presentació molt bonica, el farciment dels raviolis i salses eren correctes, l'amanida a part no mulla els raviolis, m'agrada aquesta opció, però això de fregir els raviolis... sembla que menges crestes.

Empedrat de cigrons amb ventresca de tonyina i escarola. Un plat deliciós amb una base d'humus. Molt bo.

Principals
Peix de la Llotja de Vilanova a la planxa amb verdures i patata al vapor. Aquell dia hi havia lluç. Un plat senzill, sense elaboracions complicades i amb un resultat genial.

Filet de porc ibèric amb patata panadera, salsa de pebre negre i alls tendres. La cocció del filet estava al punt correcte, la salsa de pebre intensa.

Postres
Amanida de fruita amb xarrup de llimona. Un altre plat senzill que triomfa si les fruites tenen la maduresa òptima. La pruna estava espectacular, sense desmerèixer la resta.

Pastís del dia. El d'aquell dia era de llimona. Destacaria la galeta base que trencava cremosidad i acidesa del pastís.

Maduixes amb escuma de iogurt artesà. A ull nu semblava nata muntada però a la boca era una escuma suau i deliciosa.

Aquest dinar va estar acompanyat d'un pa fet amb els llevats de xarel·lo, de crosta gruixuda i molla humida, que estava espectacular. És una creació exclusiva d'aquest restaurant. Tots vam acabar repetint de pa de xarel·lo i sucant-lo en l'oli d'arbequina.
I per beure vam seguir amb el cava Nature Real, una copa de vi negre Arte, després vam demanar el Carpe Diem, una reserva especial que es beu en copa grossa i ja vam acabar amb el moscatell Clos Sant Pau
Va ser un dia molt divertit i educatiu. El dinar va estar molt bé, la cuina, sense grans elaboracions, té una matèria primera  de qualitat i productes de proximitat que resulten en un plats molt apetibles. A la web del restaurant afegeixen que utilitzant productes km0 i que pertanyen a la xarxa del SlowFood però els he buscat en la xarxa estatal i en la catalana i no els he trobat.
El preu del menú gastronòmic és de 19€, si afegeixes altres vins i caves i cafè puja una mica però trobo que són preus ajustats i l'atenció es bona.
Busca un dia aquestes vacances i fes una visita a les caves, que sempre s'està fresquet.