diumenge, 15 de desembre de 2013

DE VERMUT POR TARRAGONA

Y como no solo de restaurantes se disfruta, esta entrada va de otro de los placeres de Pepa: el vermut, con tapa y en buena compañía. Aquí os propongo una ruta por el casco antiguo de Tarragona.

Empezamos por la Plaça de la Font y junto al ayuntamiento está el Quattros. Por 2,5€ puedes pedir un vermut, una caña o un xampú (cerveza con refresco de limón), acompañado por un pincho, pero tienes que pedirlo a la vez, si lo pides luego te lo cobran aparte. Los fines de semana ofertan un combo de dos cañas/dos vermuts y una ración de mejillones al vapor o de bravas por 5€. Pero son un poco cuadrados (como el 4) y no se puede combinar una caña con un vermut, así que tienes que ponerte de acuerdo con tu acompañante. Las bravas son una salsa de curry suave y poco picante, suelen ser lentos y nunca te traen el sifón a la primera demanda y el vermut viene sin aceituna pero tienen una terraza privilegiada porque es dónde más tiempo toca el sol en invierno y la oferta en pinchos es muy amplia.



Después puedes ir hacia la otra parte de la Plaça de la Font y parar en el Tàstum. Allí tienen especialidad en hamburguesas. Una mini con cerveza son 2,5€. En invierno, la terraza está cerrada con toldos y tiene estufa. Atención rápida y dos minihamburguesas a elegir, la de cebolla caramelizada, jamón y queso de cabra està de muerte.

CERRADO en enero del 2015. (Subiendo por la Baixada de la Misericordia, siguiendo por el Carrer Major te encuentras en la primera esquina con el Carrer dels Cavallers con el Bar L'Amparito. Un local pequeñito, sin terraza, con una atención maravillosa y precios estupendos. La caña con tapa sorpresa 1,50€, si es vermut (con aceituna y todo!) 1,75€ y lo mejor, tienen spritz a 2,50€, con tapa también. Es una bebida hecha con Aperol, cava y un golpe de soda. Si no lo has probado nunca te sugiero que pases por allí a saborear uno, lo preparan muy bien, rápido y con una tapa muy rica, sorpresa, pero siempre agradable. Además tienen una carta de vermuts y cervezas artesanales enorme acompañada de una buena carta de platos y combos. Lo recomiendo también para comer o cenar, no solo para vermut.)


Volviendo al carrer Major toca subir hasta los pies de la escalinata de la catedral y giramos a la derecha. Llegamos a la Plaça del Fòrum. La oferta de locales es amplia pero yo tengo debilidad por el Picavins y sus mejillones en salsita de tomate y cebolla. Por 2€ puedes tomar un vermut con aceituna y una tapa de mejillones, o gambas cocidas. Te atienden rápido y traen la botella del sifón enseguida. Si es con caña o xampú, son 1,5€. También tienen unos boquerones en vinagre de primera. El local es mini pero tienen terraza y justo al lado hay una bodega que en noviembre tiene oli de raig Antara, de la cooperativa Coselva, además de vermuts, vinos, etc.

Me da mucha pena pero el Picavins ahora ya no existe. El local lo ha ocupado Denominació de Origen, ofrecen vinos, quesos, embutidos y latas, nada de cocina. Y además tienen una silla rota que me rompió una falda. Después de quejarme la silla siguió allí y al cabo de unos dias cubirieron el alambre con cinta aislante. Ya no rompe la ropa, ahora la deja pegajosa.



Justo enfrente del Picavins está la terraza de La Taberna de Nebur. Ara es diu Tabularium. Sirven el vermut en unos copones enormes, de esos que usan ahora para el gin-tónic, con aceituna y te traen la botella del sifón. La tapa suele ser frutos secos variados, pero siempre puedes pedir tapa, media ración o ración. La melva con tomate cortado es deliciosa.






Si puedes seguir la ruta, tienes que volver hacia la catedral y subir por la primera calle a la derecha, el Carrer Pare Iglesias. Llegaràs a El Solet. Caña y tapa por 1€. El vermut lleva su aceituna, aunque si pides sifón te lo traen ya en el vaso. Son tapas sencillas, pan con algo, o frutos secos, aceitunas... y a veces pasan con una bandeja para que cojas algo. Te sugiero pedir un plato de croquetas de cocido, son de las mejores que he comido, 6 unidades por 4€. Tienen una terraza justo en la esquina, con vistas a la catedral y la atención es rápida y familiar.


¿Te has quedado con ganas de más? Pues ahora puedes ir bajando desde la Plaça del Fòrum y llegar a la Plaça del Rei, allí tienes La Casa del Vermut. Pagas una vez (4,5€) y te traen una copa con hielo, aceituna y un líquido colorante. En la mesa tienes ya la botella del vermut y del sifón y solo tienes que beber y rellenar la copa, beber y rellenar la copa, beber y... Bueno, de vez en cuando pide un hielo y pide tapa, porque no está incluida con la copa. También tienen vermut sin alcohol. La terraza es grande y la rapidez en la atención depende de la gente que haya en la terraza ya que es una plaza bastante visitada por turistas.



No hace falta que hagas ruta entera en un día!!!! Pero si eres de capaz de hacerla, a mi no me pidas responsabilidades ;-)

2 comentaris:

  1. El més important d'anar a fer le vermut és fer-ho en bona companyia

    ResponElimina